LA COORDINACIÓN EDITORIAL: HOJAS DE ESTILO (I)

La labor de coordinación editorial es clave para dar coherencia a una colección o a una obra de autores múltiples. Tomemos aquí la acepción “coordinación editorial” con el sentido que tiene en el mundo anglosajón, centrándola en las materias referidas al proceso de supervisión del proceso multidisciplinar que empieza con la creación de unos originales y culmina con la puesta de éstos a disposición del público (véase el post referido a “las pruebas editoriales”). La otra coordinación, la que que en el mundo anglosajón toma la acepción de “editor”, y “cura” —como cuidado o atención— en el italiano, se refiere a la labor de ideación del libro; a su esbozo; a la creación de su armazón o estructura interna, y en paralelo a su intención última, con el planteamiento de una hipótesis de trabajo que irá desarrollándose en una síntesis y que muchas veces el propio coordinador se encargará de sintetizar, como colofón de demostración o rebatimiento. A esa labor debe designársela mejor como dirección, incluso como dirección intelectual, aunque en la bibliografía encontramos muchos ejemplos de ambas acepciones sin pautas claras de delimitación funcional. Vamos a centrarnos pues en la primera, a delimitarla y a acotarla. Sigue leyendo

Anuncios