LA TRAMPA DE LA ANFIBOLOGÍA EN LA REDACCIÓN DE TEXTOS

De expresarse con claridad ya hablamos en otro lugar (https://adalbertoservicioseditoriales.wordpress.com/2015/10/01/el-hombre-que-susurraba-a-los-autores/). Allí dijimos que la sencillez es sinónimo de claridad, y que la complejidad no lo debería ser de complicación. Es cierto que nos expresamos en un idioma con una riqueza tal que la enorme variedad de matices y significados que otorgamos a palabras y expresiones puede tener el efecto perverso de adulterar los mensajes si los sacamos de contexto, o si el interlocutor no está en nuestra misma onda sino en un canal diferente. Cuando encontramos un caso de significado dudoso hablamos de anfibología. Según expone la Real Academia, dentro de anfibología cabe doble sentido tanto por error como por voluntad.


Sigue leyendo

EL NACIMIENTO DE LAS PALABRAS. EL NACIMIENTO DE LA HUMANIDAD

Es más o menos claro que la comunicación humana es un proceso que corre en paralelo con la propia evolución de la especie. Sin caer en tópicos, podemos asegurar que todos los seres vivos se comunican. No hay gran diferencia entre la comunicación eléctrica que se establece entre las conexiones sinápticas de nuestro cerebro y la que se produce entre algunos organismos unicelulares, que de este modo transmiten sencillos mensajes en código parecido al binario, del mismo modo que debemos admitir la complejidad de sistemas de transmisión de ideas como el que usan las abejas con sus bailes. Sigue leyendo

USO CORRECTO DE TÍTULOS Y SUBTÍTULOS PARA CAER BIEN A LOS RESPONSABLES DE UNA EDICIÓN (II: SINTAXIS Y COMPOSICIÓN)

Tras haber dado en un post pasado algunas claves que deberían considerarse sobre la creación y la estructura de los títulos y subtítulos de una obra retomamos el tema ahora para ver cómo llevar lo antes dicho a la práctica. Dicho de otra manera: ya hemos visto cómo hacer que quede aparente la página del índice; ahora vamos a centrarnos en cómo hacer atractivo lo que en él se recoge a lo largo de la obra. Sin ningún tipo de cortapisa, pero con avisos de malas praxis que conviene tener en cuenta.

Sigue leyendo

JURICIDAD POR JURIDICIDAD: UNA HAPLOLOGÍA NO ADMITIDA

He encontrado bastantes veces ya un término incorrecto en textos jurídicos que tiene visos, a lo que parece, de arraigar. Me refiero a juricidad, como cualidad de jurídico. Quizá por su uso continuado, muchos autores optan por la reducción del término comúnmente aceptado, juridicidad. La razón de este curioso caso de poda lingüística, aparte la pura economía, seguramente será la (supuesta) cacofonía que se produce por la yuxtaposición de dos sílabas muy similares (-dici-) que además vienen pospuestas a otra i más, con lo que pronunciamos tres seguidas. Sin embargo es poco común que en el lenguaje escrito se produzca este fenómeno, y me he propuesto desentrañar un poco qué hay detrás de ello. Sigue leyendo

DIFERENCIA ETIMOLÓGICA ENTRE VERANO Y ESTÍO, O POR QUÉ AMÉ A ESE HOMBRE

La reflexión que ahora reflejo aquí me vino por revisitación. Cayó hace unos días en mis manos, por casualidad, un tomo de las obras completas de Camilo José Cela Trulock que Destino editó en 1989 y yo adquirí en 1996, seguramente, como era mi costumbre, en una feria o en una librería de viejo. En ese tomo, el 4, se recogían los relatos que vieron la luz con el sugerente título de El Gallego y su cuadrilla y otros apuntes carpetovetónicos.Son relatos morosamente compuestos a finales de los años 40 y que mostraban ya el fulgor inmarchitable del estilo de don Camilo, y también esa tendencia a la recreación y la revisitación que durante toda la madurez le acompañó, hasta que seguramente se hartó tras la Mazurca para dos muertos y no volvió a hablar de sí mismo y de sus obras y hechos pretéritos salvo en la televisión y para descojonarse un rato.


Sigue leyendo

NECESIDAD O INNECESARIEDAD DE UNA PALABRA

Ya desde el título este post tiene trampa. Vamos a hablar de una palabra, eso sí es cierto. Pero no estrictamente de si es necesaria o innecesaria, porque las palabras existen porque tienen un significado, quizá con la gloriosa excepción (trampa de redacción: no falta nada; la gloriosa excepción es, por supuesto, Dios, Yahvé, Alá o aquel que tantos nombres ostenta, sin saber lo que es ni siquiera si es). Vamos a hablar de un curioso neologismo, y de la posición de la Real Academia sobre él. Por supuesto, la palabra es necesariedad. Sigue leyendo

TEORÍA BÁSICA DE LA REDACCIÓN DE TEXTOS: EL HOMBRE QUE SUSURRABA A LOS AUTORES

Esta entrada no es, por así decirlo, doctrinal, en el sentido de que no pretende transmitir información de utilidad a los escritores, como es lo habitual. Con ese atrevimiento del crítico que tiene los redaños de ponerle pegas a obras maestras del cine, este post es una recomendación para quien escribe libros de alguien que no lo hace. Mi excusa es, como siempre, leerlos como si no hubiera un mañana, devorando uno tras otro, sin asimilar, eso sí, y para mi desdicha, ni esto de lo leído.

Sigue leyendo