ARTÍCULOS CIENTÍFICOS O DIVULGATIVOS

Por su limitada extensión y por sus características son trabajos en los que resulta muy interesante realizar una revisión externa previa a su análisis por el editor, pues si es él quien detecta los errores seguramente rechazará el material. Los criterios básicos son los siguientes:

CALIDAD Y ORIGINALIDAD

Cuando el artículo es divulgativo el editor medirá la capacidad de comunicación del autor, y analizará detenidamente, por sí o por persona interpuesta, la calidad del material. El español usado en publicaciones de proyección internacional debe ser lo más universal posible, y por eso es bueno identificar localismos o términos no generalizados para asegurar su difusión global con satisfacción de cualquier lector. Seguramente, además, el editor revise el material usando una o más herramientas de detección de plagio, y a partir de ahí decidirá su publicación.

Cuando el artículo es científico, por lo común será sometido a la revisión ciega por pares. El juicio emitido por los revisores externos será determinante para su aceptación o no. Si ha sido rechazado una primera vez es muy difícil que otra entidad de prestigio dé luz verde al mismo material, que será, invariablemente, considerado defectuoso.

REDACCIÓN Y TRATAMIENTO DE LAS FUENTES

Si el trabajo ha sido un encargo puede que el plazo haya obligado al autor a redactar más deprisa de lo que él mismo hubiera deseado, recopilando y dando forma a información de diferentes fuentes que habrá que citar correctamente.

En el caso de los artículos científicos la revisión por pares no garantiza la detección de errores gramaticales, ortográficos, ortotipográficos o estilísticos, porque los revisores no se ocupan de esas cosas. De este modo, si hay errores pero el trabajo se publica aparecerá con ellos, dando del investigador una mala imagen que persiste mientras el artículo esté en un repositorio. En algunos casos la corrección de errores se resta de los emolumentos del autor, pero lo normal es que no haya labor de corrección en artículos, porque la ley española no obliga a ello. En otros ámbitos dependerá de la normativa existente.

SUJECIÓN A LAS NORMAS DE PUBLICACIÓN DE ORIGINALES

Si hay que someterse a la hoja de estilo de la publicación o al libro de estilo de la entidad editora el cotejo de las características del documento es importante para evitar el retraso, o incluso el rechazo de material por falta de adecuación.