BUSCAR/REEMPLAZAR EN WORD (I: EL USO CORRECTO DE LAS OPCIONES)

La opción de utilizar el cuadro de comandos “Buscar/Reemplazar” en el procesador de textos Word de Microsoft es, más que útil, a veces imprescindible. Lo que en una lectura somera nos muestra algunos errores nos ofrece la pista (siempre desagradable) de que los textos que manejamos no están todo lo bien que debieran, y que por ello no son de nuestro agrado. Si los escribimos nosotros mismos, es el momento de revisarlos para “afinarlos”; si los hemos importado, será imprescindible “pulirlos” antes de poder utilizarlos (por ejemplo para usarlos en los nuestros, como citas); si nos han encargado revisarlos y corregirlos, necesitaremos “sistematizar” las modificaciones para evitar discrepancias.

Esta tarea puede suponer sumergirse en los textos para “cazar” esos errores, y a partir de cada hallazgo realizar una búsqueda y comprobar si lo mismo se ha repetido más veces, pero también incluye necesariamente algunas labores básicas, previas a la lectura, que conviene realizar siempre antes de dar un trabajo por terminado. Se puede decir que es equivalente a la limpieza de los zapatos: para limpiar un par de zapatos, antes deben estar limpios. No se puede dar betún con restos de polvo o barro, con manchas o cercos. De la misma manera, no se puede corregir un texto sin haberlo revisado antes. Sigue leyendo