¿CUÁNTAS VECES DEBO RESUMIR UN TRABAJO CIENTÍFICO ANTES DE ENVIARLO PARA SU PUBLICACIÓN?

Tengan la entidad que tengan, una vez que los trabajos científicos han sido culminados es preciso atender a una labor de revisión que nos permita cumplir algunos requerimientos comunes hoy en día. Ello siempre pasa por transmitir de una forma mucho más resumida el contenido, y por eso precisamente es útil realizarlo ahora, cuando el trabajo está ya terminado. Es en este momento, tras la oportuna recopilación de datos, tras el contraste con los estudios sobre la misma materia realizados previamente al nuestro, tras la redacción y la sistematización de los contenidos que hemos querido transmitir, cuando consideramos definitiva la información que queremos ofrecer. Y de ahí que sea entonces cuando podamos resumirla. Realizar esta labor sobre premisas, esquemas previos o simples bocetos puede resultar en olvidos de lo que en principio no previmos pero se hizo importante durante la investigación o, al revés, en la inclusión de algo que teníamos en mente al comenzar pero que desechamos por cualquier razón después.

Vamos a ver de qué maneras, y con qué objeto, deberíamos atender esta tarea de resumen de nuestros trabajos científicos.

Sigue leyendo

Anuncios