RELATIVOS, INTERROGATIVOS Y EXCLAMATIVOS

Aunque a primera vista identificar las funciones relativas, interrogativas y exclamativas de las palabras parece sencillo, a veces nos topamos con casos donde ya no lo tenemos tan claro. Si escribimos, por ejemplo, Tengo que dejar a los niños y no tengo con quien, cuántos se han ido mentalmente a una asimilación con la oración interrogativa ¿A quién le dejo yo los niños? y han dado por supuesto que el relativo “con quien” (a nadie) en realidad debería cumplir la función interrogativa con quién hacerlo (con quién dejarlos) y debería llevar acento. Del mismo modo, a veces la función dentro de la oración puede no ser nítida, como cuando se dice Cuando la gripe, todo el mundo de baja. ¿Conservamos para Cuando la gripe una función adverbial (Entonces), o le atribuimos una pura función preposicional (Desde la gripe)?

Evidentemente el criterio que manda es del escritor, que sabe qué quiere decir y opta por el camino que prefiere. Pero resulta necesario conocer las pautas para la creación de estas contrucciones, y a ello vamos a dedicar el presente post. Sigue leyendo