CONJUNCIONES REPETIDAS, O POR QUÉ A VECES ES COMPLEJO COORDINAR

Hoy vamos a hablar de coordinaciones, pero no vamos a detenernos en las formas más simples porque no plantean problemas de uso, sino en aquellas más complejas en las que he podido comprobar que hay dudas por parte de algunos escribientes; y más concretamente en las que precisan de conjunciones. El común de todas ellas es que carecen de enlaces, y que usan un sistema distinto para marcar la coordinación. Para detallarlas vamos a detenernos en las funciones que gramaticalmente se cumplen con estas coordinaciones complejas, y que se resumen en dos: correlativa, o discontinua, copulativa y discontinua disyuntiva. No se asuste, lector, porque de estas funciones es usted también responsable. No me haga como aquel que dejó de dormir desde que le dijeron que tenía un esqueleto dentro, y espere a ver cómo también cada uno se expresa con estas herramientas cuando pongamos algunos ejemplos.

Sigue leyendo