EL ESTILO DIRECTO Y LOS CAMBIOS EN LA ORTOGRAFÍA (I: NORMAS GENERALES)

Conocemos como estilo directo la reproducción exacta y literal de un texto ajeno introducido en uno propio. En el estilo directo nos atenemos completamente al origen y plasmamos las ideas de otro, en general en busca de autoridad. Tras esta definición sencilla se esconde en realidad algo bastante más complejo, y a veces el uso indebido provoca la contravención de las normas editadas por la Real Academia (las terribles faltas de ortografía, con las que algunos todavía sueñan desde los tiempos estudiantiles).

Sigue leyendo