LA COORDINACIÓN EDITORIAL: HOJAS DE ESTILO (y II)

La semana anterior hicimos una presentación de la coordinación editorial y de lo que significaba para el responsable ponerse al frente de un proyecto editorial con esta responsabilidad. Como ya expusimos, la labor de coordinación adquiere su sentido en dos tipos de obras: las de varios autores, y las colecciones. Evidentemente, el nivel de detalle al que descenderemos en obras de varios autores es mayor que el de las colecciones, pues la coherencia se aprecia de forma más palpable entre partes de un mismo libro que entre uno y otro de una misma colección. Insistir en esto no es baladí, porque el exceso de detalle no es positivo, y una uniformidad excesiva, aparte de encorsetar la obra, seguramente molestaría a los participantes, que se sentirían constreñidos en un traje de la talla correcta pero estrecho de sisa, si ustedes me admiten el símil.

Por ello, en adelante vamos a detallar en qué aspectos es importante mantener la uniformidad, y deducir entonces en cuáles no, frenando a tiempo una tendencia reglamentista tan negativa como la dejadez. Sigue leyendo